El lado positivo de la homeopatía


Ayer muchos medios de comunicación se hacían eco del suicido homeopático colectivo que  se había organizado a nivel mundial. Sus organizadores querían demostrar que la homeopatía es un fraude, que no funciona. A las 10:23 de la mañana,  diversos voluntarios en distintas ciudades de todo el mundo decidieron tomar una sobredosis de pastillas homeopáticas destinadas a combatir la ansiedad. ¿Resultado? Aparentemente, nada. Nadie murió ni tuvo ningún tipo de efecto secundario.

¿Significa esto que la homeopatía es un timo y que se debería llevar a la hoguera a todos los homeópatas?


La homeopatía no funciona

Mi falta de conocimiento científico me impide hablar de este tema, motivo por el cual no voy a entrar a valorar si los medicamentos homeopáticos tienen algún principio activo o no. Hay muchos estudios al respeto, y parece que los resultados no son del todo claros. La industria homeopática intenta defender que se trata de una medicina auténtica, y la industria o medicina tradicional constantemente acusa a los homeópatas de ser unos timadores. Nada nuevo, cada uno mirando por sus intereses y pocos científicos que lo hayan investigado desde una total imparcialidad.

Sin embargo, hay algo en lo que todos coinciden y que el experimento de ayer corroboró: los medicamentos homeopáticos no son tóxicos ni perjudiciales. Aunque parezca obvio, creo que esto es algo muy importante, y me gustaría construir mi defensa de esta medicina alternativa a partir de este punto.

Debo empezar diciendo que mi opinión es subjetiva (redundante en cierto modo), ya que a nivel personal, la homeopatía me funciona. Desde que tomo “bolitas” no he enfermado un solo día en 2 años y diría que mi salud ha mejorado, aunque reconozco que es difícil decir que es gracias a la homeopatía. Quizás el motivo principal es el zumo de pomelo que me tomo cada mañana con una tostada de Nutella. O quizás ahora llevo un ritmo de vida más saludable que antes. Realmente es difícil aislar factores y decir que todo es consecuencia directa de la homeopatía. Del mismo modo, por mucho que se demostrara que es efectiva, supongo que si estuviera 4 días seguidos sin dormir y saliendo a la calle en pleno mes de febrero con bermudas y camiseta de manga corta, algo malo terminaría por pasarme, me tomara lo que me tomara.

Pero voy a suponer que todo se trata de un placebo. Que realmente me he estado tomando  algo totalmente inocuo. Que he sido un idiota y me he dejado 40€ en dos años comprando sulfuro, kalium y otras bolitas. Mi salud ha mejorado pero no gracias a la homeopatía. ¿Cuál es el lado positivo entonces? Pues simplemente que en dos años no he tomado nada más. Ni ibuprofeno, ni antibióticos, ni Frenadols. Creo que ahí está el quid de la cuestión. Quizás la homeopatía es sólo un placebo, pero a fin de cuentas, un buen placebo, porque supone no tomar otras medicinas que, a la larga, de un modo u otro, pueden acabar siendo perjudiciales.

Todos sabemos, por ejemplo, qué pasa cuando uno se abona a tomar antibióticos a la más mínima. Y no estoy hablando de automedicación, sino de los casos en que realmente el médico los receta. La medicina tradicional tiene cosas positivas, pero para casos urgentes o graves, no para hacer de ella un recurso recurrente. Si a la más mínima uno se toma un Neobrufen, Bisolgrip o Augmentine, al final el cuerpo desiste y no aprende a luchar por sí mismo. Total, cuando haya un problema ya sabe que va a tener el chute adecuado. El cuerpo, como las personas, se acomodan, y la homeopatía intenta luchar contra este apalancamiento del cuerpo y hacer que sea este el que aprenda a luchar solito, sin la ayuda de nadie más. Si el tema es grave y persiste, ya acudiéremos a la medicina tradicional cuya eficacia en ciertos casos está más que demostrada.

Haciendo un paralelismo un poco salvaje y salvando las distancias, nos encontramos con algo similar en el caso de los subsidios de desempleo. Si uno recurre constantemente a ellos, al final va acabar siendo alguien que no ha aprendido a espabilarse por sí solo y que recurrentemente va a depender de ellos. Por lo contrario, en el hipotético caso que no existieran, no hace falta decir cómo lucharía todo el mundo para ser mejor profesional y poder reaccionar constantemente ante los altibajos del mercado laboral.

Quizás sí, quizás es un placebo, pero si así es, únicamente por el simple hecho de provocar que el cuerpo tenga que luchar solo contra las adversidades creo que el resultado acaba siendo positivo. Ya puestos, ¿por qué directamente no pasamos de todo tipo de medicina y simplemente no tomamos nada, salvo en casos extremos?

 

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Medicina

2 Respuestas a “El lado positivo de la homeopatía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s