Vespa, el declive de una marca


 

Hoy me he decidido a escribir sobre Vespa, una de esas marcas que, bajo mi punto de vista, ha perdido su autenticidad. Es probable que esté un poco sesgado al hablar de este tema, ya que hace tres años me compré una Vespa LX 50 que definitivamente me ha defraudado. Y seguramente tampoco la compré el concesionario más adecuado para darme un buen servicio postventa. Pero al fin y al cabo es una opinión y como tal debe tenerse en cuenta.

Desde mi infancia había considerado, catalogado Vespa como el máximo exponente de las scooters. La veía como una marca que había marcado una época. Básicamente asociaba Vespa a originalidad, calidad, autenticidad. Ver a ejecutivos o abogados circular por Barcelona en modelos antiguos de esa moto me reforzaba esa visión. Probablemente podían haber escogido otra, o cambiar su antigua Vespa por una scooter más nueva, automática y con mejores prestaciones. Pero no, habían escogido Vespa.

Con el tiempo, esta marca incluso trascendió el mundo del motor para convertirse en un icono de lo retro. ¿Cuántas sudaderas o chapas con el característico logo de Vespa hemos visto los últimos años? Yo creo que esto ejemplifica, en parte, el poderío que hay detrás de esta marca italiana.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Muy influenciado por todo esto, y también por una buena readaptación que Piaggio hizo del modelo clásico, me compré una Vespa LX 50 negra (cabe anotar que respecto la LX 125 sólo cambia el motor). El diseño me gustaba: retro y moderno a la vez. La calidad, erróneamente, la daba por supuesta. No era barata, pero tampoco me importaba. Me estaba comprando una moto de diseño y de calidad dentro de su gama, los 50cc.

Sin embargo, al final ha resultado que el único de estos dos atributos que se cumple es el primero. Mal iríamos sino. Los problemas que me ha dado son incontables. Creo que no hay una pieza en toda la moto que pueda salvar de la quema. Me ha dejado tirado en repetidas ocasiones, aunque por suerte siempre cerca de casa. Después de un agotador día de compras, he tenido que llamar al RACC para abrir el maletero, porque dentro tenía el bolso de mi novia con las llaves de su casa y de su coche (con toda la tensión que esto implica). El velocímetro hace tiempo que dejo de funcionar. El cuentakilómetros también, de modo que tendré que decidir intuitivamente cuando hacer la próxima revisión.  Las luces cortas funcionan cuando les da la gana (casualmente el día que pasaba mi primera ITV no funcionaron, con lo cual no la pasé). Los retrovisores, por mucho que los fijes, siempre terminan por dar vueltas sobre ellos mismos. Su única función es evitar una posible multa. La luz de reserva del aceite nunca ha funcionado. Y últimamente, a veces tengo que estar cinco minutos para poner y sacar la llave. Un desastre.

Todo esto no responde a los valores que teóricamente hay detrás de esta marca, y te da una idea de cómo se produce una moto que luego no se comercializa a precio de moto coreana. Vespa ya no es auténtica. Es un negocio que únicamente piensa en la rentabilidad y que se aprovecha de unos valores que aún perduran gracias al trabajo hecho en el pasado. A mí me engañaron, pero ya no lo harán más.

Alguien me dirá que he tenido mala suerte, que es un caso aislado. Pero si esto fuera así, de una marca como esta esperaría un buen servicio postventa en el concesionario oficial donde la compré, Moto Blitz. Este servicio ha sido tan pésimo que un día de estos le voy a dedicar un post entero, ya que se lo merece con creces. Pues se trata de otro negocio que no es auténtico cuya única motivación ha sido sacarme el dinero en vez de intentarme solucionar los problemas que he tenido. Incluso esto, en parte, también es responsabilidad de Vespa, por no controlar a sus concesionarios.

Los directivos actuales de Piaggio están matando lo que podría ser su gallina de los huevos de oro. Hasta ahora seguramente les ha funcionado, pero hay decisiones que tarde o temprano se pagan. A mi ya no me convencerán, pero con otros seguramente están a tiempo de reaccionar. Háganlo mientras puedan. Y si no lo hacen, que luego no se extrañen de ver ciudades como Barcelona donde hay un modelo que se comercializa por encima de los demás: la Honda SH 125. Pregúntense porqué.

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo Marcas, Negocio

5 Respuestas a “Vespa, el declive de una marca

  1. J.J.

    No es casualidad ver SHi125 en cada esquina ya que desde mi punto de vista hoy en día es la moto más fiable.
    A favor de Vespa… es un icono de la motocicleta que hemos visto en mil películas y durante con una historia de más de 50 años.
    La moto es estéticamente genial como la Vespa Primavera (años 70) o la Px125 del 2003.
    Desde mi punto de vista si tuviese un Vespa antigua la cuidaría y la utilizaría.
    Pero una Vespa nueva, hoy en día no me la compraría.

  2. Eli

    Hola!

    Yo compré la misma moto, la LX 50 4T, en moto blitz también, ahora hará tres años que la tengo y la verdad es que he tenido pocos problemas con ella, aparte del hecho de que es bastante lentita…

    Digamos que a mi casi todos los problemas acaban de empezar porque en el tema de los retrovisores no puedo más que darte la razón.. Ahora con unos 10000 km aprox me han cambiado la correa y va más lenta que nunca! También tengo que decirte que hace unos años que cambié de mecanico porque me quedaba muy lejos de casa y a los técnicos del moto blitz lo que si tengo que reconocer es que a mi siempre me la dejaron perfecta las veces que fui a hacerle cualquier cosa; eso sí minimo 100 € mediante en casi todos los casos!
    Te diré que ahora hecho en falta algunas cosas del taller de moto blitz, como que te limpien la moto, ajusten los frenos (que las palancas del manillar se sueltan un montón).
    Esta es mi experiencia con la vespa LX, si lo llego a saber antes, a lo mejor lo que hubiera hecho es comprarme la 125 directamente. Ahora ya estoy pensando en cogerme la que dicen en el post anterior, la SH, a ver si encuentro alguna baratita de segunda mano!

    saludos,

    Eli

  3. Willy

    Desde epocas muy remotas el hombre adopto,disfruto e hizo propio distintos estilos de vivir este presente que es la vida….por eso sumo este comentario y digo que las Vespas son mi Estilo de Vida el que hoy comparto junto con mi compañera de aventuras !!!!!
    La flaca y yo Agradecemos a nuestra Vespa colorada a la que llamamos “La Lorenza”…

  4. wonder why

    El 21 de abril de 2010 compré una LX50 2T. Lleva -octubre de 2010- 6.500 kms. Este verano me fui con ella a Las Médulas desde Gijón y luego tiré a Móstoles, casi 2.000 kms. Estoy convencido de que si hubiera ido con cualquier otro scooter lo habría quemado. Conmigo la Vespa va a todos los sitios siempre a todo gas, unos 65 kms/h en llano, unos 50 km/h en pendientes ascendentes, y unos 80 kms/h en pendientes descendentes. De momento va perfecta.

  5. Paula

    Muy buenas la mía tiene un mes y a estado más en el teléfono que con migo la experiencia esta siendo muy mala no para de dar problemas a ahora estoy es petando que me llamen del taller y me digan lo que la ocurre esta vez estoy muy desilusionado co esta vespa 50cc modelo primavera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s