Telecinco


Empiezo escribiendo en este blog. Y el primer post es producto de una noticia reciente: Telecinco se fusiona (absorbe) Cuatro.

Esta triste noticia me da pie a empezar hablando de algo que considero que no es autentico. Se trata de Telecinco, este canal que, aunque no es el único, es el máximo exponente de la conocida telebasura.

Telecinco se aplica el lema de el fin justifica los medios. Que Jorge Javier Vázquez no tiene nada que aportar a la sociedad, vale, pero da una audiencia que lo flipas. La conclusión es que debemos potenciar este bicho.

Este canal pocas veces ha tomado una decisión en función de valores como informar, entretener de una manera sana o educar. A Telecinco lo que le mueve es la audiencia y, sobretodo, la simplicidad. Pensémoslo, ¿por qué molestarse en crear un programa que aporte algo a la sociedad? Es complicado y seguramente hay demasiado trabajo detrás. Además es un riesgo de cara a la audiencia. Mejor no le demos muchas vueltas al tema y dedicamos un mes entero (doce meses, doce causas) a hablar de la operación de Belén Esteban. El éxito está garantizado.

Lo mismo aplica a los “informativos”. Con 5 minutos resumen de lo que pasa en el mundo ya basta. Los 25 minutos restantes: crónica de sucesos y entrevistas a niños, que todavía están aprendiendo a hablar, preguntándoles que les ha parecido la Feria del Chocolate de Zaragoza. Bravo. Y de postre, en los deportes, lo que determina si algo es noticia o no depende de los derechos que la cadena tenga en ese momento (antaño era la Formula 1 y hoy mismo, por ejemplo, es el Mundial de Clubs de Abu Dhabi).

Sin embargo, es cierto que hay algo que se salva, como CSI. Guste o no, debemos reconocer que se trata de una serie elaborada y que quiere entretener de una manera más sana que un Hotel Glam o un Sálvame Deluxe. Pero no nos engañemos, en este caso el fin justifica los medios otra vez. No es que Telecinco haga una apuesta por una serie que es buena y que cree que puede aportar algo, y que como derivada de esto, seguramente tendrá una buena audiencia. No es eso. Telecinco hace una inversión que sabe que tiene un retorno casi garantizado. Lo demás, es anecdótico.

Por motivos como los expuestos, Telecinco es un ejemplo de algo que no es auténtico. No hay una razón de ser detrás. Y no me vale decir ésta es la audiencia per se. Hay muchos modos de llegar a la audiencia y generar ingresos. Pero hay que trabajar. No hacen falta programas como Gran Hermano o Aquí hay tomate. Otros canales lo han demostrado. Uno de ellos, aunque no siempre, ha sido Cuatro. De ahí que reciba con tristeza la noticia de la fusión.

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Medios de comunicación

4 Respuestas a “Telecinco

  1. No está gens malament per començar Jordan… 😉

  2. Rosa

    Jo, el dia que al telediari de tele5 van dedicar-se a explicar que 3 vaques havien mort degut a que va caure un cable electric al prat on pastaven vaig veure que hi ha alguna cosa que no funciona en els mitjans de comunicació….molt trist, molt bon post

  3. Ferran

    Mmmmmm… gran tema!… lo que es y lo que no es auténtico!… felicidades por la iniciativa y por la elección de tema… si lo que buscas es debate, se me ocurren pocos temas mejores!
    En fin, voy a polemizar un poco (imagino que cuanto más debate, mejor, no?): si el criterio para determinar la autenticidad de algo es si “hay una razón de ser detrás”, o si no lo hay, entonces Telecinco me parece auténtico… desconozco la verdadera razón que llevó a sus fundadores a crearla (ni la de sus actuales propietarios y gestores a decidir su programación), pero me atrevo a aventurar que me parece obvio que su razón de ser es intentar ganar cuanto más dinero mejor.
    Otra cosa distinta es si la razón de ser nos parece bien… si nos gusta o no nos gusta, si nos parece ética o no, si está justificada o no, si nos identificamos con ella o no… Me parece difícil encontrar argumentos para defender a la TV en general, y mucho menos a Telecinco en particular… pero no me parece que Telecinco intente esconder lo que es, que pretenda ser un engaño, algo “fake”… en mi opinión es un bodrio, de hecho, un auténtico bodrio, pero un bodrio auténtico!

  4. Ferran,
    Primero de todo, quiero agradecer tu comentario, ya que contribuye en la “búsqueda” de una definición de lo auténtico. Es interesante porque la reflexión que haces también la hice yo en antes de escribir este post, e incluso antes de iniciar este blog.
    Bajo mi punto de vista, la mera existencia de una “razón de ser” no es lo que determina si algo es auténtico o no. Se supone que el 99,9% de los negocios quieren ser rentables, y Telecinco no es una excepción. Estoy de acuerdo en que seguramente detrás de Telecinco únicamente está la audiencia (ganar cuanto más dinero mejor). Sin embargo, y lo lamento porque a lo mejor no me expliqué bien, esto no es suficiente para decir si es o no es auténtico.
    En general, como menciono en el “about”, un negocio auténtico mayoritariamente es aquel en que la rentabilidad es una derivada de apostar por una serie de valores, como la calidad o el servicio. No al revés. En el caso de la televisión esto también aplica. Un canal auténtico es aquel que, por ejemplo, apuesta por dar unos informativos de calidad sin sesgos de ningún tipo. Y de ahí saca una rentabilidad. Esto es auténtico. Está INFORMANDO y de ahí deriva una audiencia que le reporta ingresos. Pero Telecinco no hace esto, Telecinco hace unos “informativos” en los que claramente hay intereses políticos, en los que se intenta generar audiencia en otros programas del canal (caso F1), en los que cualquier suceso puede ser noticia. No hay una verdadera misión de informar detrás. Ahora bien, son muy rentables, sobre todo por su poca elaboración, y tienen muy en cuenta el tema de las sinergias.
    Por todo esto, probablemente Telecinco es un buen negocio, tiene claro que debe generar un dividendo “x” cada año y sabe cómo hacerlo, pero no es un canal de televisión auténtico. Su razón de ser no contempla los valores de la televisión auténtica, como informar, entretener de manera sana, educar, generar debate sobre cosas de interés común, etc. Mientras estos valores no estén detrás de la razón de ser de un canal, creo que no se puede decir que es auténtico.
    Para terminar, quiero decir que discrepo en que Telecinco no pretenda engañar a nadie. Volviendo al ejemplo de los informativos, si fueran sinceros, no le pondrían este nombre y le llamarían “crónica de sucesos + avance de la programación Telecinco”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s